BLOG

27 de noviembre

MI REFUGIO DE CALMA

El rincón de la calma.

Si eres educador, padre o madre ya habrás llegado a la conclusión que los niños/as necesitan espacios para moverse, divertirse, experimentar y jugar de forma libre, pero también necesitan espacios de calma, tranquilidad y silencio. Espacios en los que puedan reencontrarse con ellos mismos, conectar con su esencia en definitiva practicar la atención plena.

Los rincones de la calma son ideales para el manejo de las emociones, estos espacios se convierten en lugares íntimos que contribuyen y favorecen al proceso de gestión y descubrimiento de las emociones de los más pequeños.

Y no es una cuestión de edad, también los educadores, padres o madres cualquier persona los necesitamos.

Existen infinitas posibilidades de creación tantas como tu imaginación alcance, se pueden llevar a cabo en casa, en la escuela…en cualquier lugar.

Un dato a tener en cuenta, cuando se trata de los más pequeños es muy importante enseñarles a usarlo, establecer una serie de acuerdos, normas y compromisos a la hora de su uso.

Se me ocurre incluso dar la bienvenida a este nuevo rincón dentro del aula y realizar una pequeña ceremonia de inauguración del nuevo espacio, existen muchas posibilidades, lo dejo en tus manos.

Si el refugio de calma lo creamos en casa, las consignas podrían ser las mismas, es decir dar a conocer su uso y conservación y establecer de mutuo acuerdo entre todos los integrantes del hogar las normas.

Debe ser un lugar donde reine la calma lejos de los ruidos, por lo tanto la elección de su ubicación es muy importante, se me ocurre crear un rincón para todos o por el contrario cada miembro de la familia podría crear el suyo propio.

Sabías que ya existen este tipo de espacios en algunas empresas, donde sus trabajadores pueden retirarse para encontrar esos espacios de calma, incluso estas zonas está, habilitadas para poder realizar prácticas de meditación.

Te imaginas! que en la escuela los maestros también contásemos con esos espacios y estas herramientas, seguro que esta iniciativa nos ayudaría sobre todo en esos finales de curso donde los niveles de estrés y nerviosismo se disparan.

En definitiva hablamos de un lugar versátil que nos ayude a potenciar una de las competencias básicas de toda persona como es la inteligencia emocional: la regulación de las emociones, también denominada autogestión o autocontrol emocional.

Un lugar donde poder practicar mindfulness.

Situándonos en la escuela y en mi experiencia profesional debo decir que este rincón se ha convertido en un salvavidas para muchos pequeños, algunos han conseguido gestionar sus impulsos, conflictos han aprendido a escuchar a sus amigos, a gestionar el enfado la frustración, la rabia…En definitiva una gran herramienta para recuperar la serenidad y el equilibrio interior.

Me gustaría compartir algunas ideas contigo, solo son ideas, ya que este debe ser un espacio íntimo, personal de cada uno por lo tanto lo ideal sería que cada uno reflexiones acerca de todo aquello que cree que debe contener su refugio de calma, en el caso de ser un rincón en el aula esta elección se puede hacer de forma cooperativa y cada uno puede aportar algo.

  • Busca un lugar, rincón o espacio bien sea en el aula o en casa.
  • Debe ser cómodo y aislado del ruido y de posibles interferencias.
  • Puedes usar alfombras, cojines, colchonetas…
  • Es recomendable en el caso de crearlo para los niños que ellos participen en la decoración y en la creación de dicho espacio.
  • Podemos añadir fotos, plantas, flores, objetos que nos resulten entrañables, peluches, dibujos , lo ideal es que sea un espacio entrañable y apacible.
  • Un reloj de arena, bola de nieve , reloj líquido, botella de la calma o la varita de la calma. Cualquier elemento que le permita observar de forma atenta mientras realiza respiraciones profundas para tranquilizarse y recuperar la calma.

La botella de la calma puede servirnos como fantástica metáfora para explicar el efecto de las alteraciones emocionales y la ventaja de regular nuestras emociones.

  • Cuentos y música relajante
  • Mandalas, laberintos de meditación, piedras para meditar y pintar, picyogramas de respiración, bolsitas antiestrés, un espejo para visualizar las emociones, collar o pulsera de cuentas hechos por los niños.

Estas son algunas de las ideas que te doy, pero insisto este debería ser un espacio personal y en su decoración debería reflejar algo de nosotros mismos.

Ahora si me despido pero recuerda que nuestras emociones se merecen un espacio en el hogar y en el aula.

Aquí puedes consultar algunas de las actividades que realizamos en nuestras clases de Mindfulness.

23 de octubre

LAS HOJAS EN OTOÑO NO SE CAEN, SE DESPRENDEN

El otoño es una estación para hacer balance acerca de aquello que hemos conseguido.

El sol cada vez se aleja más de la tierra y las noches son más largas. Las chimeneas en las casas trabajan incesantes llenando las calles de olor a leña. Las hojas susurran mientras caen y los caminos crujen con el pisar de las hojas, todo se vuelve de colores ocres tornasolados que nos recuerdan que el otoño ha llegado.

Una vez más la madre naturaleza nos enseña su máxima constante que es el cambio.

Todo se transforma, las hojas al desprenderse dejarán paso a los futuros brotes que llegarán en primavera, pero ahora es tiempo de soltar. 

Las hojas en otoño nos muestran de forma amable el proceso del cambio. Así como no intentamos evitar su caída deberíamos permitir que la alegría, la tristeza, la felicidad, el dolor…circulen a través de nosotros sabiendo que la paz llegará al dejarlo ir.

El alma del otoño nos habla, regalémonos tiempo para conectar de forma plena y atenta en armonía con ella, es tiempo de recoger la cosecha de nuestras experiencias.

ENTRA EN SINTÓNIA CON EL OTOÑO

Es tiempo de dormir

En otoño atrasamos los relojes, las mañanas se vuelven más oscuras y frescas, la pereza y las ganas de dormir aumentan. Cuando aumentamos nuestras horas de descanso el día lo afrontamos con mayor energía.

Los frutos de otoño

Cada estación del año nos ofrece los alimentos que nuestro cuerpo precisa para pasar la estación, aportándonos las vitaminas y los nutrientes necesarios.

Deliciosos y fáciles de preparar: sopas, calditos, guisos que calientan y satisfacen el día a día; calabacín, calabaza, batata y de todo tipo de tubérculos de la temporada.

El betacaroteno, es un compuesto estupendo que presentan muchos de los alimentos del otoño. Tomar consciencia de nuestros alimentos y cómo los comemos es un acto de atención plena.

Aprovechemos esta maravillosa estación para empezar a ser más conscientes en nuestras comidas.

Te propongo una receta fácil de bizcocho de calabaza. Si tienes hijos puede ser un buen plan para una tarde de domingo.

Revisa tus propósitos

En otoño celebramos la vuelta al colegio, es tiempo de nuevos propósitos, ¡revísalos!, incluso es un buen momento para fijarte nuevas metas o quizás fijar un nuevo hábito, te propongo vivir con más atención y para ello quiero hablarte de un ejercicio.

Busca un lugar al aire libre, podría ser un lecho esponjoso de hojas. Cierra tus ojos, deja que los sonidos de tu alrededor te envuelvan, hunde tu cuerpo en la tierra, con cada exhalación deja ir todo aquello que no necesitas en este momento, podrían ser pensamientos, preocupaciones, emociones…

Ahora imagina cómo las hojas de los árboles se desprenden lentamente, cubriéndote con sus caricias. Imagina el baile de las hojas hasta llegar a la tierra, el reflejo del sol sobre ellas, transformando sus colores ocres en destellos amarillos, naranjas, marrones…detente en ese vaivén y siente cómo todo tu cuerpo se relaja.

Sal a pasear

Aprovechando la temperatura del otoño antes de que lleguen los fríos del invierno los paseos se vuelven más agradables. Sal fuera, contempla la belleza y el espectáculo de contrastes que nos regala el otoño, aprovecha este estímulo visual. Recuerda, todos los beneficios que nos proporciona observar tanta belleza no solo para nuestro organismo también para nuestro cerebro.

Desconecta, solo o en compañía, aprovecha las salidas para dedicarle tiempo a los tuyos, pero sobre todo a ti.

La ventaja de las experiencias en familia al aire libre en otoño o en cualquier época del año es que nos ayudan a desconectar el piloto automático del día a día y alejarnos un poco de tanta tecnología, además los científicos dicen que realizar actividades en familia durante el día no solo en vacaciones y fiesta, crea vínculos emocionales que nos van a ayudar a adaptarnos a posibles situaciones nuevas o difíciles.

Además científicos medioambientales consideran, que estos momentos al aire libre fuera del bombardeo tecnológico y distracciones  aumentan la capacidad de atención y disminuyen el trastorno de déficit de atención, el famoso TDAH.

En definitiva establecer vínculos emocionales en la familia aumenta la seguridad de los más pequeños así como su autoestima, favoreciendo las relaciones que posteriormente establecerán con sus amigos o entorno.

Es tiempo de recolección

Aprovecha estas salidas al bosque no solo para respirar y tomar contacto con la naturaleza. Observa los cambios que se producen en la estación, recolecta elementos de la naturaleza, pon a funcionar tu creatividad, acerca la naturaleza a tu hogar

Popurrís de aromas, guirnaldas con hojas, piñas e incluso puedes usar todo lo recolectado para crear un mandala del otoño, decora tu entorno, rinde un pequeño homenaje al otoño en algún rincón de tu hogar.

Aprovecha los estados de calma que te proporciona un buen baño de bosque para dejarte llevar por tu creatividad.

Nosotras también queremos compartir contigo algunas experiencias que hemos realizado en nuestras sesiones de mindfulness en las aulas.

Hemos querido acercar la un pedacito de la estación del otoño a todas ellas, espero que te guste y te inspire.

12 de marzo

ATENCIÓN A LOS SENTIDOS


A veces pasamos por la vida sin percibir lo que ocurre a nuestro alrededor. Oímos pero no escuchamos, miramos pero no vemos, engullimos en vez de saborear los alimentos, el sentido del olfato se atrofia por no prestarle la atención necesaria y el sentido del tacto, hace cuanto que no sientes el roce de la ropa que llevas puesta.

Los olores también evocan emociones. Con esta actividad hemos trabajado el sentido del olfato. Consiste en intentar diferenciar los distintos olores guardados en botes con mucho aroma. Los niños/as, con los ojos tapados, se lo acercan a la nariz y deben percibir el aroma e identificar a que les sugiere. Rara vez nos ponemos en contacto con este sentido. ¿Qué os llega? Es una cualidad que nosotros no tenemos tan desarrollados como los animales. ¡¡A nuestros alumnos les ha encantado!!

Posteriormente, para finalizar la actividad, hemos pintado las emociones que nos han surgido.


5 DE FEBRERO

ACTIVIDAD CREACIÓN DE MANDALAS CON SEMILLAS

La palabra mándala, procede de sánscrito, una lengua clásica de la Índia, significa círculo perfecto. Los mándalas son  representaciones simbólicas espirituales, rituales que se realizan en otras culturas.
Un mandala está constituido por un conjunto de figuras y formas geométricas concéntricas que representa las características más importantes del universo y de sus contenidos. Su principal objetivo es fomentar la concentración de la energía en un solo punto durante su realización. Esta puede ser una herramienta muy interesante para utilizar en el aula, y no solo el ejercicio de pintarlo sino también inventar nuestro propios mandala, dejar fluir nuestra imaginación y creatividad a la vez que estamos trabajando la atención y la concentración. Las posibilidades son infinitas tantas como nuestra imaginación nos permita, desde material de reciclado hasta los propios elementos del medio natural, aquellos que podemos recoger a lo largo de un largo paseo por el bosque, la playa…

Hoy en nuestra clase de Mindfulness con los alumnos de primaria del colegio Leonardo Da Vinci, hemos realizado la creación de unos mandalas un poco singulares.
Para ello hemos utilizado masa de modelaje de secado al aire y como elementos decorativos diferentes legumbres, semillas y pasta, incrustados en la arcilla.
Cada alumno ha realizado el suyo propio desarrollando su creatividad después se lo han llevado a casa y muchos de ellos ya han decidido en qué lugar de la casa lo iban a tener…y ¿a qué no sabéis dónde? …Muchos han decidido que sería un elemento de decoración para su rincón de la calma.